Una de las flores por excelencia es la rosa. Pero hoy, en Rivera Garden, te vamos a hablar de una de las rosas más especiales: la rosa blanca. Es especial por dos motivos, principalmente. Uno, por tener un cargado simbolismo que la hace única. Otro, por ser la flor de las novias por antonomasia. Vamos a descubrir por qué, pues ambas circunstancias están estrechamente relacionadas.

Origen

La rosa es una de las flores más antiguas conocidas por el hombre. Cuatro mil años antes de que naciera Cristo y empezara nuestra era, en Oriente Medio ya era muy popular. Existían alrededor de 125 especies originales, que se han multiplicado exponencialmente con el paso de los siglos gracias a la mano del hombre. ¡Tan popular era la rosa, que era la flor de reyes y emperatrices!

En concreto nuestra rosa blanca que hoy nos ocupa incluso dio nombre a una de las facciones en la Guerra de las dos rosas que azotó Inglaterra en el siglo XIV: era el símbolo de la Casa de York, enfrentada a la Casa de Lancaster, cuyo icono era, naturalmente, una rosa roja. Hasta dio nombre a un grupo de resistencia alemán antinazi en mitad de la Segunda Guerra Mundial.

Significado y uso

Pero a nosotros nos interesa la rosa blanca por otros motivos. Es un símbolo universal de fidelidad, inocencia, pureza, lealtad y amor maternal. Es una de las flores más utilizadas a lo largo del tiempo para mandar mensajes, sobre todo los relacionados con el amor y la relación entre las personas. Son utilizadas, en las bodas, tanto en ramos como en bouquets; la decoración ornamental de espacios relacionados con ceremonias y ambientes dignos de mención cuentan sin duda con la rosa blanca como protagonista.

Pero, incluso, en los funerales, una situación tan distinta a las bodas, la rosa blanca tiene su sitio como símbolo de reverencia y calor, de compañía y agradecimiento. También es una flor muy religiosa, habitual en los oficios y vinculada a la Virgen María, por lo que es, también universalmente, conocida como la flor del amor maternal y la gracia divina.

En definitiva, la rosa blanca es una flor muy ligada a lo espiritual, a las cosas buenas. En Rivera Garden nos encantan las rosas blancas, y nos encantan las novias. Por ello, te invitamos a que nos descubras, y encuentres ideas en nuestra colección, ideas para tu decoración y ornamentación floral, que conviertan las ocasiones más especiales en únicas e inolvidables. ¡Y llenas de flores de Chipiona!

Cultivo

Las rosas blancas requieren de los mismos cuidados que el resto de variedades de rosas. Cultivo en exteriores, exposición al sol cuidándose tanto de la exposición prolongada a altas temperaturas como de los vientos, lugares ventilados donde no se pase de los 25 grados…el clima de Chipiona, por lo general, es muy adecuado para cultivarlas. Y si no se dispone de un lugar al exterior, se puede cultivar en interiores siempre que esté muy bien hidratada con frecuentes riegos y pulverizaciones, evitando las habitaciones muy cálidas.

Hay que regarlas todos los días en verano si nuestras rosas blancas están en una maceta pequeña, o cada dos o tres días si la maceta es grande. Es conveniente que drene bien y no se estanque el agua, evitando también que se encharquen las raíces.